Sexta parte

.

KUCHENREUTER

.

José Ramón Galán Talens                                                          Favara a 27 de noviembre de 2013

 

 

Como apuntar

La respuesta la podría resumir bastante, pero en avancarga se nos abre un amplio abanico de posibilidades, y no es que debamos apuntar de forma distinta a como se hace en cualquier otra disciplina de arma corta, es que en ocasiones nos vemos obligados a tener que apuntar de forma distinta a lo que podríamos considerar correcto (correcciones paralelas). Esto es debido a que en este tipo de armas no se dispone de elementos de puntería con ajuste micrométrico, como mucho un tornillo para regular la altura del alza (no en todas las pistolas), y por ende corrige este parámetro, la altura donde incidirán los disparos.

 

Pero vayamos por partes y tratemos primero de la forma correcta de apuntar. Aun recuerdo mis comienzos en el tiro y mi ignorancia sobre este aspecto tan importante y que la mayoría pensamos que nos es innato. Por aquel entonces se publicaban muchas revistas y folletos sobre tiro deportivo con técnicas, planes de entrenamiento y un largo etc. Pero recuerdo especialmente un artículo titulado ¿Sabes apuntar? A través de este aprendí las normas básicas para la toma de puntería, y su lectura fue para mí como si se abrieran todas las puertas. A lo largo del tiempo lo he visto publicado con diferentes títulos, y es una de las bases del tiro deportivo.

 

La forma correcta de apuntar, errores angulares, errores paralelos y la combinación de ambos. A lo largo del tiempo he ido descubriendo que todo esto no solo es desconocido por gran número de practicantes del tiro, sino que tampoco tienen mucho interés en estudiarlo y tratar de mejorar sus resultados. El tiro deportivo se puede vivir de muchas formas, y algunos de los aficionados se conforman con disparar más o menos bien sin más pretensión, mientras que otros en cambio buscan la perfección y sus límites deportivos, si es que estos existen.

 

Tanto para los primeros, como para los más experimentados, releer y analizar este tipo de textos siempre nos ayudará a corregir y mejorar nuestra técnica.

 

Antes de continuar, debemos conocer que en el tiro con pistola existen básicamente dos formas de apuntar, la más frecuente es la que denominamos coloquialmente como “a base de negro”, pero aun existe una minoría de tiradores, incluso en alta competición, que practican la forma que se denomina “punto en blanco”. Esta última consiste en apuntar al sitio exacto donde se pretende que impacten los disparos, y no la trataremos por ser una técnica marginal en la actualidad.

 

 

 

Apuntar a base de negro nos permite concentrarnos en las miras perfectamente contrastadas contra la zona blanca.

M. Astudillo, uno de los tiradores mas destacados del equipo español durante varias décadas, empleaba este método en Kuchenreuter.

 

Desde luego mi intención no es hacer un tratado sobre este tema, tan solo un repaso superficial a la forma más habitual que se emplea para apuntar con pistolas de avancarga, aunque se podría hacer extensible a todas las deportivas.

En primer lugar y aunque se supone que todos lo sabemos, debo decir que apuntar a base de negro, aunque parezca antinatural para los profanos, nos ofrece una mejor referencia (negro sobre blanco) que si apuntáramos a centro del blanco, pues la zona negra central nos impediría precisar la puntería, pues los elementos de puntería son negros (negro sobre negro).

Apuntar a base de negro nos permite una buena referencia contrastada para mantener las miras ajustadas, además de ligeros ajustes paralelos controlados. Para apuntar correctamente deberíamos regular nuestra pistola para que no sea necesario enrasar totalmente los elementos de puntería sobre el circulo negro del cartón, a esto lo llamamos apuntar dejando un poco de luz, en torno a la zona de la división 5/6. La primera impresión es que enrasar nos facilita precisar el disparo, pero tiene un grave inconveniente, y es que resultaría muy frecuente perder la referencia del punto de mira, y “pinchar el negro” (error angular grave).

 

 

 

Repetimos dos imágenes sobre la forma de apuntar a base de negro y punto en blanco. Aparentemente en estas resulta mas sencilla la acción, y esto viene dado por la mayor anchura del punto de mira. Aprovechar la anchura máxima del punto que permite el reglamento MLAIC, 2,03 mm, es una ventaja que no deberíamos desaprovechar.

 

Apuntar a base de negro.

La forma correcta se basa en ajustar el punto de mira centrado en el alza y ajustando la altura con los laterales de la misma. En las imágenes que acompañan el texto podremos hacernos una idea exacta. Las luces que dejamos entre el punto y el alza deben ser iguales, la simetría en el tiro siempre deriva en precisión.

La segunda parte de apuntar a base de negro es la de mantener los elementos de puntería ajustados en la base del negro, generalmente a la altura de la división entre el 5 y el 6, y ejecutar el disparo manteniéndolos alineados.

Realmente nuestro deporte es sencillo, levantar, parar, apuntar y disparar. Como resumen está bien, pero el desafío radica en la dificultad que entraña realizar la acción final sin desatender la principal, mantener las miras ajustadas y alineadas en todo momento y sin que nada las interfiera. Se puede lograr con una buena preparación técnica y buena concentración, y para eso entrenamos y competimos, para evaluar nuestra capacidad.   

 

 

 

 

El punto en cabeza de alfiler y la muesca del alza en semicírculo son miras bastante habituales en pistolas originales.

Izquierda.- Apuntar a base de negro es la mejor opción, pues los elementos contrastan lo suficiente para una perfecta puntería.

Centro y derecha.- Apuntar al centro es una opción que practican algunos tiradores, muy pocos. Se denomina "punto en blanco" y cuando se emplean estas miras existen dos variantes, la de la imagen central en que el punto cubre la esfera central donde se quiere impactar. Y la que vemos en la imagen de la derecha, enrasado con el centro del blanco.

 

Existe un problema añadido, y es que nuestro ojo no está preparado para enfocar zonas distantes y cercanas al mismo tiempo. El alza y punto de mira están cerca mientras que el blanco está muy alejado, y solo podemos enfocar una distancia, este enfoque debe estar siempre en las miras, mientras que el blanco lo dejaremos en un segundo plano, desenfocado, pues solo lo necesitamos como referencia. Y es debido a esto que apuntar a base de negro nos favorece la acción, pues aun desenfocado podemos ver la zona en que debemos alinear las miras. Obviamente no será del todo preciso, pero si mantenemos las miras perfectamente ajustadas, el error paralelo que podemos sufrir por el desenfoque del blanco es despreciable.

La situación ideal sería la de ambos elementos perfectamente nítidos (elementos de puntería y blanco), pero es una utopía. Sin embargo podemos conseguirlo, en parte, empleando unas gafas con diafragma regulable (lo trataremos más adelante).

No obstante es muy importante evitar que la vista se nos vaya al blanco, y la mayor parte de nuestra atención debe estar volcada en mantener ajustadas las miras, y el motivo de esto lo entenderemos cuando analicemos los errores angulares y paralelos.

Aunque esto sea una mera hipótesis sin base alguna, podríamos resumir nuestra atención de la siguiente manera, 70% en el mantenimiento de los elementos de puntería ajustados y alineados con el blanco, 10% en la “parada” y 20% en la ejecución del disparo. Lo escrito carece de fundamento real, pero nos sirve para entender la importancia de los elementos de puntería sobre otros aspectos. Obviamente no podemos descuidar los otros aspectos, de nada sirven unas miras ajustadas si no conseguimos alinearlas (deficiente "parada"), o disparamos con una orden concreta e inmediata (“gatillazo”).

 

 

Pistola réplica de uno de los muchos modelos de Underhammer. Fabricada en nuestro país por Arsa. Ver sitio de ARSA.

 

CAPÍTULO  SEXTO
               
Como apuntar Error angular y paralelo Corrección en paralelo Gafas de tiro Elementos de puntería Diario de tiro Limpieza Equipo necesario
               

 

Regresar a Kuchenreuter

Administrador web.- José Ramón Galán

Inicio


Prohibida la reproducción total o parcial.
Copyright 2012. Todos los derechos reservados.