Los fusiles militares de percusión fueron un gran avance tecnológico y precursores de los grandes cambios armamentísticos en la segunda mitad del siglo XIX. Podemos considerarlos como armas de transición hacia los nuevos sistemas de repetición y desaparición de la pólvora negra como propelente de las armas ligeras. Su importancia en la historia se debe a lo convulso de las políticas geoestratégicas y los grandes conflictos en que se vieron envueltas. La actual sociedad moderna nos permite revivir y practicar con este tipo de armas con fines puramente lúdicos y deportivos.

 

Introducción

Minié es la modalidad número 3 del calendario MLAIC por lo que existe desde la fundación del propio organismo internacional. La historia del MLAIC, o mejor dicho de sus objetivos iniciales, se remonta a mediados del siglo XX, culminando el 20 de Junio de 1971 en la reunión que pactó y firmó el acta fundacional vigente en la actualidad. Sin embargo esta ha ido renovando y adaptando sus objetivos iniciales a las circunstancias actuales, aunque en lo substancial sigue vigente lo que denominan espíritu del MLAIC.

La disciplina se contempla de la siguiente manera:

Nº 3 Minie - Individual Original y Réplica - Equipos: nº 10 Pauly (Originales) y n º 32 Magenta (Réplicas)

A) Arma: Rifle militar de percusión de calibre superior a 13,5 mm (0.5315 ") incluidos los rifles Enfield Volunteer.

B) Miras: De diseño original, se admiten pequeñas alteraciones.

C) Blanco: De pistola MLAIC C50 metros

D) Posición: Decúbito prono (tendido boca abajo)

E) Distancia: 100 metros

F) Proyectil: Balas de estilo original de acuerdo al rifle militar

G) Limpieza: No está permitida

H) Embudo: De tubo corto

 

Aunque estos artículos están dirigidos a la práctica deportiva de las diferentes especialidades, no puedo pasar por alto en esta ocasión los objetivos del MLAIC, y me refiero al interés por el pasado histórico de las armas que empleamos. Especialmente ahora en que parecen estar devaluándose, incluso desapareciendo. Tal vez sea un proceso de evolución natural, pero albergo dudas al respecto, y pienso que nuestro deporte nunca se podrá regular con normas del tipo ISSF. Ello parece improbable sin acotar modalidades, regulaciones más estrictas y eliminar las armas originales por su propia limitación, hay las que hay y no se pueden construir más. Todo ello ya se propuso para ser deporte demostración en las olimpiadas de Londres 2012 y fue rechazado por unanimidad. Sencillamente lo veo imposible sin una refundación del MLAIC.

Los objetivos principales del MLAIC en su acta fundacional fueron los siguientes:·        

Promover el interés por armas históricas de avancarga, compitiendo con ellas lo más cerca posible del estilo y condiciones originales.
Evitar cualquier alteración que dañe el valor histórico de las armas originales, promover la limpieza y reparación inteligentes para evitar que las armas originales se destruyan o se dañen sin posibilidad de reparación.
Desarrollar investigaciones sobre armas históricas y antiguos métodos de tiro.
Organizar competiciones, establecer reglas de tiro, publicar resultados, entregar copas y títulos de campeonato, resolver todos los litigios sobre reglas de tiro, etc.
NB: De estos objetivos es evidente que los tiradores del MLAIC deben tener un activo interés en el pasado histórico de las armas con las que disparan. Aquellos interesados solamente en el aspecto deportivo y no estando dispuestos a aprender, no tienen cabida en los Campeonatos del MLAIC.
 

 

En el reglamento publicado actualmente estos objetivos los han resumido de la siguiente manera:

a) Promover el interés por las armas de fuego de avancarga históricas, al competir con ellas en su estado natural, y fomentar la investigación histórica de este tipo de armas y su uso.

b) Administrar, promover, fomentar, impulsar y establecer las instalaciones para el deporte.

c) Organizar competiciones y concursos.

d) Organizar, conceder y contribuir a la prestación de los trofeos, récords, premios y distinciones.

e) La adquisición y suministro de equipos y las herramientas que se consideren necesarias para el cumplimiento de los objetivos de la MLAIC.

 f) La elaboración y aplicación de normas y reglamentaciones, como parte integral del marco legal del MLAIC, para implantar y establecer procedimientos para alcanzar los objetivos de la MLAIC.

 

 

Como podemos comprobar, difieren poco de los publicados originalmente. La única salvedad es que cuando se constituyó el MLAIC solo se pensaba en las armas originales existentes y no en las réplicas. Estas vendrían más tarde, y se permitieron para fomentar la afición por las armas históricas. Primero fue Mariette (revolver réplica, para a continuación separar originales y réplicas sin necesidad de aumentar el número de especialidades y con la intención de que la participación con réplicas fuera el paso previo a competir con originales, y de esa forma cumplir con el objetivo inicial de rescatar armas del olvido y/o la destrucción.

Queda claro que el objetivo inicial estaba dirigido a la preservación antes que a lo meramente deportivo, como lo demuestra la coletilla que aparecía en los objetivos y que podemos ver hasta en el reglamento MLAIC 2012 y que decía lo siguiente: 

De estos objetivos es evidente que los tiradores del MLAIC deben tener un activo interés en el pasado histórico de las armas con las que disparan. Aquellos interesados solamente en competir y no estén dispuestos a aprender, no tienen cabida en los Campeonatos del MLAIC.

 

Quiero pensar que la progresión natural encaminará estos objetivos iniciales hacia una práctica deportiva que se perpetúe en el tiempo. Es obvio que el reglamento deberá acomodarse a los nuevos objetivos. Todo ello junto a un control más estricto de las réplicas que impida que los fabricantes se tomen excesivas libertades a la hora de “mejorar” diferentes aspectos del arma que la hagan más competitiva. Todo ello nos encaminará al MLAIC del siglo XXI.

Sin embargo hay que ser valientes en la toma de decisiones. Los controles de armas en la actualidad son cuando menos dudosos, severos con “pequeñeces” e indulgentes con importantes modificaciones que no debieran ser admitidas por ofrecer una ventaja innecesaria a unos tiradores sobre otros (amnistías de 10 años por fallos graves en réplicas de marcas reconocidas, mientras castigan severamente pequeños alteraciones en armas de menos renombre).

Creo que la solución pasa por nombrar a un grupo de inspectores cualificados que sean los que realicen estos controles de armas. Que no tengan vínculos con fabricante de réplicas alguno, y preferiblemente ajenos al campeonato. El MLAIC debiera ser quien marque las pautas de control en función de los criterios que los oficiales del mismo acuerden en sus reuniones. Actualmente los inspectores suelen ser técnicos o tiradores que cada país miembro pone a disposición del organizador y suelen aplicar sus criterios personales. Y sin poner en duda su objetividad, no parece ético que sea un competidor quien manipule las armas de sus adversarios, y mucho menos la diversidad de criterios que existe actualmente.

 

 1.10 Inspectores de control de armas de fuego

A. El Secretario General pedirá por lo menos dos candidaturas para inspectores de control de armas a cada país participante, que deberá presentar al director de competición una lista de los candidatos al menos ocho semanas antes del Campeonato.

B. El Director de competición designará seis inspectores de control de armas para cada día de inspección y de al menos tres países participantes diferentes.

C. La designación de los inspectores de control de armas deberá ser informada de su nombramiento al menos tres semanas antes del inicio del Campeonato.

D. Todos los accesorios, incluidos los elementos adjuntos y/o equipos que se utilizarán con cada arma de fuego, conjuntamente con el arma de fuego, se presentarán al Inspector de Control de Armas, que deberán figurar en el visado de inspección por escrito.

E. Los inspectores tendrán las siguientes funciones y responsabilidades:

I) Siguiendo las instrucciones del Director de la Competición, en consulta con el Presidente o Vicepresidente, según sea el caso, y del Secretario General, inspeccionarán y certificarán las armas de fuego y accesorios a utilizar en el Campeonato, ya sea antes del inicio de las competiciones, o de forma aleatoria durante o después de la competición. Las instrucciones también pueden implicar que las armas y accesorios de los seis primeros clasificados puedan ser sometidas a controles. Cuando se realicen antes de la competición, la inspección se realizará de conformidad con los tiempos asignados y comunicándolo a los Capitanes de Equipo antes del campeonato.

II) Determinar y señalar claramente y marcar todas las armas de fuego certificadas, indicando su condición de "original" o "réplica".

III) Examinar toda la ropa de tiro que incluye chaquetas, pantalones, guantes y botas utilizadas por cada competidor.

IV) Disponer de las especificaciones y todas las herramientas necesarias para llevar a cabo inspecciones exhaustivas de las armas de fuego que se utilizarán durante la competición.

V) Llevar a cabo controles aleatorios de las armas de fuego, accesorios, equipo, ropa, proyectiles o de pólvora en el puesto de tiro inmediatamente después de que el arma de fuego haya sido disparada.

VI) Se abstendrán de inspeccionar armas de fuego de los competidores de sus propios países.

F. Armas de fuego y balas de autenticidad dudosa.

I) Durante el control de armas de fuego, las armas de autenticidad dudosa se presentarán a los inspectores con cualquier disposición o documentación justificativa, tras lo cual el arma de fuego deberá ser aceptada (sin confirmación de su autenticidad) o se rechazará.

II) Cualquier diseño de proyectil cuestionable, es decir, que no sea de un diseño estándar, se deberá presentar y entregar a los inspectores con cualquier documentación justificativa, tras lo cual la bala deberá ser aceptada o rechazada.

III) La descalificación de armas de fuego o proyectiles cuestionables se llevará a cabo, cuando sea posible, antes de la competición.

 

Al tiempo de escribir estas líneas, recuerdo la última Newsletter del MLAIC fechada en enero de 2020, y confieso que es cuando menos alarmante, tanto en las posibilidades de restricción del uso de armas como la del material del que están formados los proyectiles.
Ver documento

Ver publicación "Historia de las armas a través de la colección del Museo del Ejército".

Ver "Catálogo de armas" publicado por la Junta de Andalucía.

Claude Etienne Minie, oficial del ejército francés a quien se atribuye  el diseño, en 1846, del proyectil de expansión cilindro-cónico de base hueca que conocemos como Minié, y que da nombre a esta especialidad deportiva amparada en el calendario MLAIC.

 

 

 

Proyectiles adoptados por el ejército americano en 1855. Sin embargo solo son uno de los modelos, pues eran substituidos con relativa frecuencia a medida que entendían mejor el comportamiento de las balas que tomaban la estría por expansión, no tanto por la base hueca, como por la inercia de la gran masa del proyectil.

 

 

 

Europeo 2005 disputado en Pforzheim-Alemania. Entrenamiento de Minié en la cancha de 100 del extremo derecho de las instalaciones, totalmente distinta de la del centro del campo de tiro.

 

 

 

 

Caja de 10 cartuchos para fusil de percusión. El proyectil se asemeja al adoptado en 1855, sin embargo la carga de pólvora es distinta.

 

 

 

 

Rémington 1863 Contract Rifle, zouave model. Colage que muestra los aspectos más representativos de este fusil, como la típica alza de "librillo".

 

 

 

 

 

 

Manuel Astudillo, Galán, autor de este trabajo y José Triquell. Verdaderos maestros de la especialidad. Ciertamente existen muchos otros, seguramente tan cualificados o más, pero no en nuestro país.

 

 

 

 

Francisco Álvarez, Patxi, campeón de España Minié réplica en dos ocasiones, 2013 y 2018. Emplea un fusil réplica del Württembergischen de calibre .54, una de las réplicas que se está imponiendo en los últimos campeonatos internacionales.

 

 

 

 

El fusil Lorenz Extra-Corps es poco conocido aunque fue empleado profusamente en casi todas las campañas militares, incluida la guerra civil americana.

 

Regresar índice Minié


Administrador web.- José Ramón Galán

Página de inicio

Prohibida la reproducción total o parcial.
Copyright 2020. Todos los derechos reservados.