Tercera parte

.

KUCHENREUTER

.

José Ramón Galán Talens                                                          Favara a 18 de noviembre de 2013

 

 

 Los estriados

Las estrías o rayas, son unas acanaladuras talladas en el interior del ánima del cañón, que tienen como misión, guiar u obligar a girar sobre si mismo al proyectil mientras avanza a través del cañón, otorgándole un efecto giroscópico que le mantendrá estabilizado en su viaje hacia el blanco. Estas pueden girar en un sentido u otro, sin que exista ventaja alguna en la dirección de giro que tome el proyectil. Se podría afirmar, que con el perfeccionamiento y estudio de los estriados que se hizo en el siglo XIX, comenzó una nueva era en lo que a las armas se refiere, su precisión y alcance.

Los estriados más comunes en las armas de réplica son los del tipo almenado, con cinco, seis o más estrías, y con pasos de giro muy variados (resulta muy habitual el de una vuelta en 450 mm) sin que ninguno de ellos destaque por ser más o menos preciso. Si es muy importante que las estrías estén bien labradas y preferiblemente no muy profundas.

 

En ésta disciplina, la mayoría de tiradores emplea el proyectil envuelto en un calepino humedecido o engrasado. Esto nos permite mucho margen en cuanto a cargas, desde ligeras y baja velocidad, hasta muy fuertes y trayectoria más tensa. En todo caso, las estrías forzaran el giro del proyectil sobre si mismo, estabilizándolo hasta su llegada al blanco.

 

Debido a la poca distancia a la que se dispara, 25 metros, es muy difícil apreciar claras diferencias de precisión achacables a la estabilización del proyectil, sobre todo porque existen otras variables que influyen en mayor medida. Descartando las atribuibles al error humano, estas otras variables serían:

La cantidad y tipo de pólvora.

La inclusión o no de sémola.

Tipo de calepino o envuelta y líquido que usemos para humedecerlo.

Calidad del proyectil esférico.

El proceso de carga y atacado del proyectil.

Tipo y estado del canal de fuego de la chimenea etc.

 

 

   

Estriado en almena de la Galand.

José Andréu con la pistola original de origen belga con la que consiguiera el récord nacional de la especialidad en la variante de armas originales.

 

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, es posible, como en cualquier arma estriada, obtener el máximo de precisión con una determinada velocidad inicial del proyectil, y que dependiendo del calibre, oscilará entre los 200 y 400 mts.

 

La balística de un proyectil esférico es muy pobre, pero en ello reside también su ventaja, pues aunque se desestabilizara por cualquier motivo, su centro de gravedad seguiría siendo el mismo, y por tanto su vuelo debería mantener la misma trayectoria. Sin embargo, esta falta de coeficiente aerodinámico le hace “navegar” peor y por tanto ser menos preciso que otros proyectiles, defecto que aumenta de forma exponencial a medida que aumenta la distancia. Pero esta imprecisión a 25 metros es menos importante y/o asumible.

 

En las pistolas originales además del estriado en almena, también se pueden ver algunos cañones con otros tipos de estriados, fundamentalmente las conocidas como “microestrías” (ánima con multitud de pequeños surcos). Estas según he podido averiguar en algunos tratados antiguos las destinaban a las pistolas de mas bajo precio pero no por ello de menor calidad, ya que el procedimiento de rayado de estos cañones abarataba el producto final. Personalmente he visto armas muy bellas con este tipo de estriado.

 

   

Dos estriados muy diferentes, el ondulado y la microestría. La Rochatte tiene un estriado muy eficiente y poco profundo.

 

En las armas originales producidas durante la segunda mitad del siglo XIX, es muy frecuente encontrar ya los de tipo “almenado”, tanto más frecuente cuanto más nos acercamos al final del siglo. Esto es debido principalmente a la intervención de pesadas maquinas herramientas para el tallado de este tipo de estrías, mientras que otros diferentes tipos como el mencionado "microestría" y otros tipos de acanaladuras, se podían realizar con medios más artesanales en talleres modestos y en algunas ocasiones unipersonales. Sin embargo ello no significa que no se produjeran de forma artesanal estriados en almena, consta documentalmente un proceso de tallado de estrías en “almena” de finales del siglo XVII, por medio de un torno de madera (se podía ver en el museo del Ejercito de Madrid, desconozco si actualmente está expuesto en su actual emplazamiento en el Alcázar de Toledo) y un ingenioso método muy simple y lento pero preciso.

El actual récord de España de Kuchenreuter Original está en manos de mi buen amigo José Andréu Torregrosa con 98 puntos (Vitoria, junio de 1991) y con una pistola de origen Belga que tiene el estriado de los denominados “microestría”. Ver tabla de récords nacionales.

 

Como dato de interés quiero relatar la carga que usó Andréu en la pistola con la que consiguió el citado récord de España:

18 grain de pólvora Francesa, seguidamente pone un taco o bolita hecha con un poco de papel del tipo higiénico y 10 grain de sémola. A continuación un proyectil esférico engrasado de calibre .490 forzado a golpe de mazo (sin calepino). El taco de papel entre la pólvora y sémola es para evitar que con los golpes de carga (al cargar con bala forzada, tiene que dar bastantes golpes para lograr asentar el proyectil sobre la carga) se mezclen estos dos componentes, con lo que obtendríamos un tiro errático. Pues bien, con este proceso de carga que a algunos os puede parecer complicado (lo es mas de explicar que de hacer) nuestro amigo Pepe Andréu no solo consiguió el récord de España, sino que constantemente consigue buenas marcas.

 

En el relato anterior apreciamos que la pobre balística del proyectil, la esfericidad, ha quedado anulada al ser deformado durante el proceso de carga, pero por algún motivo, la precisión del arma a 25 metros ha sido más que aceptable.

 

Personalmente intento mantener las variables descritas al principio dentro de márgenes que me permitan una cierta regularidad en mis resultados.

 

   

Galán, autor de este trabajo en el mundial 2008 (Adelaide-Australia) M. Córcoles durante el autonómico 2011 (Náquera-Valencia).

 

¿Cuál es el mejor estriado y/o paso de giro?

Todos. Personalmente y para la modalidad que nos ocupa, Kuchenreuter, no creo que ninguno destaque especialmente. Será pues el tirador quien decante la balanza en el cómputo final. En la actualidad solo se producen los de tipo almenado en diferentes pasos, más rápidos cuanto menor es el calibre.

 

 

CAPÍTULO  TERCERO
       
Sobre el arma idónea Los estriados Sobre las cargas Las chimeneas
       

Regresar a Kuchenreuter

Administrador web.- José Ramón Galán

Inicio


Prohibida la reproducción total o parcial.
Copyright 2012. Todos los derechos reservados.