GALAND A PARIS

DE AVANCARGAS ARSA

11 de Diciembre de 2001

 

José Ramón Galán Talens
 

La pistola de duelo GALAND A PARIS la produce actualmente de manera artesanal, el maestro armero vasco Jesús Mari Araquistain (Avancargas ARSA, Bº Uribe S/N, 48240 Berriz-Vizcaya, teléfono 94 6225457) que junto con su esposa Eli, son el "alma mater" de esta joven empresa, activa desde hace 20 años aproximadamente.

Pero antes de continuar con este trabajo quiero dejar constancia de que no tengo ninguna relación comercial con esta firma. Tan solo me une una relación de amistad y gratitud, pues desde que empecé en la practica del tiro deportivo con armas históricas, he usado las pistolas de duelo de este fabricante para la disciplina Kuchenreuter y siempre he hallado en ellos el apoyo técnico y humano necesario para el mantenimiento de estas en condiciones óptimas de tiro.

Pero el motivo principal que me impulsa a escribir sobre esta pistola en particular, la Galand., es la pasión que le he tomado en las cuatro temporadas que la vengo usando, tanto en lo que ha resultados se refiere, como al simple placer que representa tirar con una pistola como esta. Durante este periodo de tiempo, 4 temporadas, habré efectuado mas de 15,000 disparos, sin ningún contratiempo ni desajuste que me haya impedido seguir tirando.

Muchas han sido las competiciones en las que he participado con esta pistola, pero quiero destacar las siguientes, por los títulos y marcas conseguidos:

Medalla de ORO en Campeonato de España 1997 Madrid con 97 puntos.

Medalla de ORO en Campeonato de España 1998 Vitoria con 98 puntos.

Medalla de ORO en Campeonato de España 2001 Oviedo con 97 puntos.

Medalla de PLATA en Campeonato de Europa 1997 Leusden (Holanda) con 97 puntos.

Medalla de ORO en Campeonato de Europa 1999 Pforzheim (Alemania) con 141 puntos.

Medalla de BRONCE en Campeonato del Mundo 2000 Adelaide (Australia) con 96 puntos.

Medalla de ORO en Campeonato de Europa 2001 Bad Zell (Austria) con 98 puntos.

Medalla de ORO Campeonato del Mundo 2006 Burdeos (Francia) 99 puntos. (Francisco J. Pla Martí)

Actual récord de España de la modalidad con 99 sobre 100 puntos posibles. (Francisco J. Pla Martí)

 

Pistolas de marca con mucho prestigio, quisieran para sí mismas el palmarés conseguido con esta pistola enteramente fabricada en España.


Pistola de duelo GALAND. Obsérvese, entre otras cosas, la belleza de líneas.

 

LA PISTOLA

Replica fidedigna hasta en sus más mínimos detalles de la pistola francesa GALAND A PARIS, originalmente construida en París durante la segunda mitad del siglo XIX. De calibre 10,4 m/m (410 americano). Llave ligera y dotada de los adelantos de la época (cadeneta, mosca-escalón etc.). Disparador directo, es decir, sin sensibilizador, ya que debido a la perfecta salida y equilibrio de la llave no lo necesita. La pistola en conjunto es de las mas estilizadas de la época, si no la más. En la mano se nota la empuñadura no demasiado gruesa y el ángulo de la misma es bastante abierto, favoreciendo la acción de apuntar y efectuar el disparo correctamente. En su época ya estaba destinada al tiro de precisión mas que duelo de honor, lo atestiguan el calibre, los elementos de puntería y la calidad del disparador, pues las armas destinadas a batirse en duelo, solían ser de calibres mayores y con los elementos de puntería fijos o semifijos (se consideraba de bribones entretenerse en apuntar y además podía castigarse).

 

EL FABRICANTE

Avancargas ARSA es un pequeño taller artesanal que se dedica exclusivamente a la producción de pistolas de duelo de avancarga, aunque ocasionalmente también aceptan realizar alguna restauración. Las armas que producen son copias exactas hasta en sus más mínimos detalles de las pistolas originales a las que replícan.

Jesús Mari Araquistain y su esposa Eli son dueños y responsables de la empresa, en ella pasan sus jornadas de trabajo entre limas y formones, extrayendo del acero en bruto las piezas con las que posteriormente construirán las armas encargadas. Esta empresa suele trabajar bajo pedido y por su volumen de trabajo, el plazo de entrega de las armas suele oscilar entre los 30 y los 90 días, en función del modelo de arma y de la terminación que se les haya pedido.

Al ser un proceso artesanal, se les puede pedir "casi" cualquier personalización que se desee, al igual que ocurría en la época, en que las pistolas o estuches (parejas) se fabricaban expresamente para determinada persona o familia, en el modelo y con la ornamentación que requería su "estatus" y posición económica. Pues bien en la actualidad también tenemos alguna de esas opciones, grabados, iniciales en el metal o madera, estuches etc., aunque lo más usual es que nos inclinemos hacia el modelo que nos gusta en la terminación estándar (que ya es atractiva por sí misma).

Este taller artesano se dedica exclusivamente a la fabricación de pistolas de duelo, de las que tienen en catalogo 6 modelos, siendo la GALAND el modelo "estrella" y "buque insignia" de la casa.

 


Aspecto de la llave con tratamiento térmico jaspeado para mejorar su resistencia a la corrosión.

 

ELEMENTOS DE PUNTERÍA

En la parte delantera del cañón lleva un punto de mira de tablón en rampa inversa, montado sobre una cola de milano para efectuar las posibles correcciones laterales. El punto mide 2 milímetros de grosor, el reglamento del M.L.A.I.C. (asociación mundial de tiradores con armas antiguas de avancarga cuyo reglamento regula las competiciones) permite un grosor de hasta 2,02 m/m, y 4,5 milímetros de altura, que es la idónea para evitar las reverberaciones que provoca el calentamiento del cañón cuando ya llevamos algunos disparos.

En la parte superior de la empuñadura, sobre la rabera, lleva montada un alza de tablón, regulable en altura, tiene 12 milímetros de ancho por 7 de alto y muesca en forma de "U" de 2 por 2,5 milímetros de profundidad. El conjunto alza-punto nos permite correcciones en altura y deriva con la suficiente comodidad. Asimismo la forma y disposición de estos elementos permite la correcta toma de puntería, necesaria para la obtención de buenos resultados, además cumplen los requisitos del M.L.A.I.C. para los elementos de puntería.

 


Despiece elemental de la pistola. Solo es necesario sacar un tornillo para la llave y el pasador del cañón.

 

EL CAÑÓN

El cañón pavonado en negro brillante, es del tipo "ochavado" (fresado a ocho caras) en toda su longitud excepto la parte trasera que va escondida bajo la madera, donde es de forma redonda, fabricado en acero de alta calidad. La longitud total es de 27 centímetros, incluyendo el tornillo-rabera, que es la pieza que cierra el cañón por uno de los lados y en el que va instalada la chimenea y recamara, siendo 24 los centímetros útiles de ánima del cañón. Mide 19,7 milímetros de lado, tanto en la boca como en recámara, por lo que dado su calibre, 10,4 m/m, queda el tubo con un peso muy equilibrado. Rayado con 5 estrías de 3 m/m de anchura por 0,2 de profundidad girando a derechas. Dan una vuelta completa en 60 centímetros, en la longitud del cañón gira poco menos de media vuelta. Del pulido del ánima del cañón tan solo puedo decir que es magnifico y que apenas se distinguen huellas de mecanizado.

El tapón o tornillo-rabera esta tratado térmicamente (jaspeado) en lugar del pavón negro del cañón, ofreciendo un contraste con este que le da un cierto aire de elegancia y calidad al tiempo que ofrece una mayor resistencia al deterioro que se produce alrededor de la chimenea.

Siendo el cañón una parte esencial de la pistola y sobre el que recae la mayor parte de responsabilidad en lo que a precisión se refiere, independientemente del factor humano. El cañón de la primera GALAND que he venido usando desde finales de 1997, lleva desde entonces efectuados mas de ¡15,000! disparos sin haber perdido precisión, si bien cuando llevaba 10,000 ya tenía un ligero desgaste, por lo que tuve que aumentar la carga un 20% (pasando de 9 a 10,5 grain) para mantener la velocidad de salida idónea, así como también tuve que cambiar de calepino o envuelta del proyectil, pasando del que usaba de 0,25 m/m a uno de 0,31 m/m para que el proyectil se adaptase mejor al ánima del cañón desgastada a causa de los residuos de la pólvora negra que son químicamente muy agresivos, así como el gran número de disparos efectuados, manteniendo una muy buena precisión incluso a fecha de hoy.


 

LA LLAVE

La llave de esta pistola es muy estilizada y elegante, acorde con la belleza del arma. La placa y el martillo están tratados térmicamente, jaspeado, para conseguir ese manchado irregular en tonos oscuro-azulados que aparte del aspecto también le da una dureza y resistencia a la corrosión extra. Ambos elementos van grabados a mano con bellos motivos florales, incluso el tornillo del martillo, aunque realmente todas las guarniciones metálicas vistas de la pistola, van tratadas térmicamente y grabadas con diferentes motivos, predominando los de tipo floral, así como todos los tornillos de la pistola van grabados con motivos del tipo geométrico.

El martillo en forma de "S" es bastante pequeño pero tiene una buena zona de agarre para armarlo, favorecida por un segrinado en la parte superior del apéndice que evita que se nos pueda escapar mientras lo armamos.

Los mecanismos internos difieren poco de las llaves contemporáneas a esta, finales del siglo XIX, destacando por ser una pistola de tiro, que las piezas son mas finas y ajustadas, donde prima la suavidad de accionamiento, mas si tenemos en cuenta que esta pistola carece de sensibilizador de disparo también llamado por muchos tiradores españoles "disparador al pelo". Por la propia conformación de los mecanismos y concretamente del fiador de disparo y los muelles relacionados (real, del fiador y del disparador), permite unos ajustes de la salida de disparo sin arrastres y con una resistencia mínima, del orden de los 100 gramos o incluso menos, aunque esto ya seria "harina de otro costal" pues no es el motivo del presente trabajo.

Personalmente aconsejaría que cada tirador mandase ajustar la salida del disparador a su preferencia personal, pues mientras hay tiradores que prefieren usar disparadores muy afinados, me refiero a la tensión de salida, otros prefieren algo mas "duros", del orden de los 800 o 1000 gramos.

Interior del ánima del cañón de la Galand

LA MADERA

Para la empuñadura o caja se ha empleado nogal europeo de muy alta calidad y en general de bonito veteado, aunque como todas las cosas naturales, existen diferencias entre ellas. La nueva pistola que he recibido y la que vemos en la mayor parte de las fotografías, esta realizada con un nogal seleccionado, muy veteado y oscuro, en cambio la antigua esta hecha con un nogal mas claro pero también veteado y bonito (como casi todas las maderas procedentes de este árbol).

El cuadrillado de la empuñadura es del tipo romboidal y esta realizado a mano. La calidad del mismo es buena y sobre todo muy útil, pues este tallado abarca también el lomo de la empuñadura facilitando de esta manera el correcto asimiento o agarre de la misma. El cajeado de la parte que corresponde a la llave y disparador esta realizado, como casi toda ella, a mano sin mas exigencias que la funcionalidad para la que esta previsto, que es la de albergar en su interior los mecanismos de disparo. En cambio la parte que corresponde al alojamiento del cañón esta terminada con mas delicadeza por ser una parte vista, al menos cada vez que se desmonta este para su limpieza.

 

CARGA Y PROCESO

Como casi todas las pistolas de duelo, rayadas de pistón, esta, no tiene una carga crítica. Con ello quiero decir que no precise de una determinada cantidad y tipo de pólvora para obtener buenos resultados, pero se comporta bastante bien independientemente de la calidad y cantidad, dentro de los márgenes lógicos de cargas de pólvora negra para pistola y que van desde los 5 hasta los 25 grain.

Esta pistola va destinada al uso deportivo, de colección o bien al tiro de entretenimiento. Personalmente la llevo usando en competiciones nacionales he internacionales desde 1997 hasta la fecha, habiendo obtenido magníficos resultados como ya he relatado al principio de este trabajo. Es por ello que me considero cualificado para hablar de ella, así de la carga y proceso de la misma.

El proceso de carga debería ser el siguiente:

Limpiar bien el anima del cañón antes del primer disparo, pasando un trapo de bayeta seco por el interior para quitar la mayor parte de restos del aceite que pudiera tener adheridos.

Disparar un pistón en vacío (sin carga) para limpiar de residuos de aceite el canal de fuego (conducto que une la chimenea con la recámara).

Con el martillo en la posición de seguro o medio armado, verter en el cañón la dosis de pólvora que llevaremos medida y en cargas individuales.

Seguidamente verteremos la dosis de sémola que tengamos establecida, esto vale solamente para la práctica deportiva, pues para el tiro de entretenimiento no es necesaria porque tampoco se le exige tanta precisión.

Pondremos sobre la boca del cañón un calepino (envuelta del proyectil) que previamente habremos humedecido en agua ligeramente jabonosa o en cualquier liquido para calepinos de los que existen en el mercado.

Sobre el calepino centraremos el proyectil esférico de .410 milésimas de pulgada, que con un ligero golpe con el mazo de plástico iniciaremos en el cañón, para terminar de bajarlo con la baqueta hasta que descanse firmemente sobre la carga.

Tan solo queda levantar el martillo hasta la posición de disparo o armado, insertar el pistón en la chimenea y ejecutar el disparo.

Una vez que hemos visto el proceso de carga para una pistola de tiro, pasaré a describir las cargas que mejores resultados me han dado. Cuando la tuve por primera vez probé con distintas cantidades de pólvora, así como de distintas marcas y procedencias para tratar de encontrar la optima o con la que obtuviera mejores resultados, aquí reproduzco una serie de estas pruebas por si fueran de interés:

A 9.5 grain de pólvora Suiza Nº1, calepino de algodón de 0.25 m/m y proyectil esférico de 410 milésimas de pulgada. La velocidad media obtenida es de 265 mts. La desviación extrema (diferencia entre el disparo más rápido y el mas lento) ha sido de 16 mts.

Esta carga no lleva sémola entre la pólvora y el proyectil envuelto, por ese motivo es el que mayor desviación extrema ha tenido, aunque los resultados de precisión han sido bastante buenos. Una cantidad de 7 grain de sémola ocupa dentro del cañón unos 10 milímetros de longitud y por tanto es mas que suficiente para el cometido al que esta destinada que es evitar que la humedad del calepino pase a la carga de pólvora con la consiguiente irregularidad que esto pudiera producir.

B 10.5 grain de pólvora Suiza Nº1, 7 grain de sémola, calepino de algodón de 0.25 m/m y proyectil esférico de .410. La velocidad media obtenida es de 255 mts. Desviación extrema, 9 mts.

C 9.5 grain de pólvora Suiza Nº1, 7 grain de sémola, calepino de algodón de 0.25 y proyectil esférico de .410. La velocidad media obtenida es de 240 mts. Desviación extrema, 5 mts.

D 15 grain de pólvora Suiza Nº2, 15 grain de sémola, calepino de algodón de 0.25 y proyectil esférico de .410. La velocidad media obtenida es de 279 mts. Desviación extrema, 7 mts. Es una carga ligeramente desagradable (fuerte retroceso) pero precisa.

F 10 grain de pólvora Portuguesa 3F, 7 grain de sémola, calepino de algodón de 0.25 y proyectil esférico de .410. La velocidad media obtenida es de 214 mts. Desviación extrema, 9 mts. Es una carga que se nota débil pero bastante precisa con buenas condiciones climatológicas, aunque personalmente la considero inadecuada por la baja velocidad conseguida.

G 15 grain de pólvora Portuguesa 3F, 7 grain de sémola, calepino de algodón de 0.25 y proyectil esférico de .410. La velocidad media obtenida es de 254 mts. Desviación extrema, 6 mts. Carga optima y con la que se consiguen buenos resultados.

H 10 grain de pólvora francesa PNF2, 7 grain de sémola, calepino de algodón de 0.25 y proyectil esférico de .410. La velocidad media obtenida es de 232 mts. Desviación extrema, 8 mts. Carga optima y precisa, similar en resultados a la "C".

Estas pruebas son el mejor método para conocer el comportamiento de la pistola en cuanto a velocidades se refiere, variando algunos de los componentes de la carga, pólvora (cantidad y procedencia o marca), sémola, calepino etc., podemos observar los cambios que producen y actuar adaptando la carga a nuestras necesidades. Generalmente deberíamos escoger la carga que más agrupase, aunque también hay que tener en cuenta que la reacción de la pistola en la mano no sea excesivamente brusca, pues de lo contrario nos puede resultar desagradable el disparo. Tampoco deberíamos escoger cargas que nos den velocidades por debajo de los 200 mts aunque agrupen bien porque seguramente obtendríamos resultados irregulares, en función del viento humedad etc. Solamente he reproducido las que pueden ser de alguna utilidad y todas ellas se han demostrado precisas. En el momento de escribir estas líneas, uso la denominada "C" aunque estoy seguro que, prácticamente con cualquiera de ellas hubiera obtenido similares resultados.

 


La Galand es una pistola estilizada y muy equilibrada que permite un buen control del disparo.

 

LIMPIEZA Y MANTENIMIENTO

Desmontar toda la pistola es extremadamente fácil y al alcance de cualquiera que disponga únicamente de un destornillador. Para quitar el cañón, tan solo hay que deslizar, pues queda retenida, la chaveta que lo mantiene sujeto a la caja o guardamanos. Una vez hecho esto tan solo queda sacar el cañón levantando desde la boca, ya que este queda retenido por medio de la uña de la rabera y el pasador citado antes.

El desmontaje de la llave aun es más simple, tan solo un tornillo que se saca por la parte contraria a la misma. Esta queda sujeta también por una uña en la parte delantera y por el citado tornillo que la dejan perfectamente ajustada. Importante, debéis tener en cuenta para volver a montar la llave hay que sujetar el fiador, llamado por vulgarmente "gatillo", hacia delante para que permita la entrada de esta.

El resto de guarniciones metálicas no es necesario desmontarlas, pues no necesitan de ningún cuidado especial, a diferencia del cañón que precisa de una limpieza exhaustiva después de cada sesión de tiro y a ser posible en el mismo día.

Para mantener el cañón en las mejores condiciones de tiro, precisa de una limpieza correcta, para ello dispondremos de agua caliente (el mejor disolvente para residuos de pólvora negra), una baqueta de limpieza y trapos de tipo bayeta precortados de manera que se adapten a la baqueta, un cepillo de los usados para la higiene bucal y aceite para armas.

En primer lugar dispondremos del agua en un recipiente (a ser posible de plástico), en el que introduciremos el cañón por la parte de la chimenea. Con el cepillo frotaremos entre la chimenea y recamara para quitar la carbonilla que queda en esa zona. Con la baqueta, a la que habremos puesto un trapo de los reseñados humedecido, introduciremos hacia el interior del cañón y bombearemos agua a través de el, con objeto de que los residuos, que son muy solubles, salgan por la chimenea en forma de liquido negro (y maloliente). Cuando deje de salir este liquido oscuro, podremos sacar el cañón y secarlo bien exteriormente, para seguir con el proceso de secado interior, para lo cual y con la misma baqueta que hemos usado, pero seca, introduciremos un trapo seco en el interior y lo pasaremos hacia adentro y hacia fuera substituyéndolo con frecuencia hasta que salga seco. Con esta acción secamos el ánima a la vez que terminamos con la limpieza, pues también aquí sacaremos parte de los residuos no solubles en agua y que quedan fundamentalmente entre los ángulos de las estrías. Una vez limpio y seco (si fuera necesario aplicaríamos aire caliente, con un secador de cabellos, a la zona de la recamara para asegurar que esta queda perfectamente seca) procederemos al aceitado del anima, por medio de la misma baqueta y un trapo impregnado en aceite para armas, terminaremos pasando el mismo trapo aceitado por el exterior del cañón, con esto habrá quedado perfectamente limpio, protegido y dispuesto para la próxima sesión de tiro.

Para volver a montar el cañón, procederemos de la forma inversa a como lo hemos desmontado, teniendo en cuenta que primero habremos de enganchar la uña de la rabera (parte trasera del cañón) con la rabera propiamente dicha, que es la parte instalada en la caja, que tiene una hendidura para el efecto. Seguidamente lo ajustaremos a la caja y pasaremos la chaveta, que suele ir bastante ajustada.


El potencial de esta pistola queda reflejado en los resultados obtenidos, tanto en las pruebas nacionales como en las internacionales.


 

EPILOGO

La Galand es una pistola ya muy probada en competiciones de alto nivel por varios tiradores con los que ha conseguido los máximos niveles e incluso el actual récord de España.  Deberemos pues entrenar mucho y familiarizarnos con el arma, su empuñadura y disparador. Los buenos resultados deportivos vendrán a nosotros si trabajamos con sacrificio y constancia.

La relación calidad-precio puede que sea una de las mejores del mercado y seguramente lo seguirá siendo, pues el fabricante está orgulloso de su producto y según me comentaba, piensa mantener la línea de precios y calidad de sus productos.

Esta pistola que apareció en el mercado español hace relativamente poco tiempo, unos 8 años, se va afianzando y cada vez se ven mas armas de este modelo en las competiciones de ámbito español he internacional.

Espero y deseo que este trabajo sea de utilidad a los aficionados que deseen iniciarse en esta practica deportiva, o al menos que les haya sido amena su lectura.

Quiero dedicar este trabajo a mis amigos Jesús y Eli, por ser "los padres de la criatura".

Saludos amigos y hasta pronto.

 

 

Regresar